(63) El privilegio de servir II

El Señor le dijo a Pablo: “Bástate mi gracia, porque mi poder se perfecciona en la debilidad”. Pablo confirmaba eso mismo diciendo: “De buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.” y añadía: “Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte” (2ª Cor. 12:10). Nuestra escasez y debilidad no son un obstáculo para el Señor, sino más bien son la ocasión que Él busca para mostrar su poder y su gloria. He aquí la oportunidad para los que somos débiles y limitados, Dios nos busca para poder expresar a través de nosotros su abundante e inefable gloria. Por tanto, ninguno de nosotros, por muy débil o pequeño que sea, está excluido de un servicio, si es que nos ponemos en las manos del Señor.

Autor:  Pastor Pedro Chandía                                              24 de Julio 2011

Escuchar en Linea
Descargar Audio en Mp3
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s